Jueves, 15 de Noviembre de 2018

El combustible ha sumado aumento del 65% y aún queda otro para 2018

Días atrás YPF concretó el aumentó sus precios, y aunque enfada a la población, no hay otra que cargar el tanque, para lograr desempeñar las tareas diarias. Desde nuestro medio visitamos estaciones de servicio y charlamos con la gente, que en la mayoría de los casos, contaron que es a menudo ver en sus vehículos, encendida la luz de reserva, en su mayoría docentes, que son quienes necesitan trasladarse de un lugar a otro para desempeñar sus funciones. 

Este ha sido el aumento número 14 en lo que va del año. Haciendo un recuento de ellos, arroja un aumento del 65%, lo que es peor aún: este no sería el último aumento del año ya que los expendedores aseguran que "todavía hay un atraso en los precios de un 9%".

En San Rafael los números que se manejan son, $39.55 nafta Súper, $44.60 Infinia, $34.91 Ultra y $40.70 Diesel Infinia, esto en estaciones de servicio YPF, en tanto Shell, m3 de GNC $20.95, $41.85 Súper, $46.98 Vip Power, $43.38 Infinia Diesel. 

Entre los testimonios de la gente, algunos han optado por utilizar el auto los fines de semana, otros por sacar abonos y utilizar el colectivo, mientras que otros han regresado a la bicicleta. 

Lo que he enardecido a la opinión pública, es una "guía para conducir",  elaborada por la Subsecretaría de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la Nación, que brinda "sugerencias" para no derrochar combustible, que entre otras cosas dice: 

o    Velocidad: La mayoría de los autos operan con mayor eficiencia cuando viajan entre 50 y 80 km/h. Por encima de esta velocidad, los vehículos gastan más combustible. Por ejemplo, circulando a 120 km se utiliza aproximadamente un 20 % más de combustible que a 100 km. 

o    Los neumáticos: Pierden aire lentamente, motivo por el cual se recomienda examinarlos regularmente (al menos una vez por mes). El valor de la presión de fábrica es el que asegura un mínimo consumo de combustible y un mejor funcionamiento. 

o    Aire acondicionado: Puede incrementar el uso de combustible hasta un 25%, lo cual equivale a un consumo extra aproximado de 300 litros por año. Cuando el vehículo circula a velocidades menores a 80 km es recomendable bajar las ventanillas y apagar el aire acondicionado.

o    Auto detenido, motor en marcha: Se genera un consumo aproximado de 0,4 a 0,7 litros por hora. 

o    Palanca de cambios: Se recomienda evitar el uso excesivo de la primera marcha, debido a su alto consumo de combustible, ya que es la que mayor fuerza transmite, siendo preferible cambiar a segunda apenas se arranca. 

o    Maniobras: Es importante planearlas con antelación para mantener la velocidad del vehículo constante, lo que permitirá evitar consumos innecesarios.

o    Cuestión de peso. Se recomienda distribuir de manera uniforme la carga en el vehículo y evitar el exceso en la parte superior del mismo, ya que supone una mayor resistencia del aire y mayores niveles de consumo. Un auto mediano aumenta su consumo en aproximadamente 1% por cada 25 kilos de peso adicional.