El Hospital Schestakow homenajeó a mujeres sanrafaelinas

 
Ellas son: Candela Giménez, joven que sufrió un accidente en 2016 y que con su esfuerzo hoy le sonríe a la vida; Dolly de Temporín, farmacéutica; Susana Acosta, pediatra; Viviana Rebolloso y Carmen Márquez, hacedoras de la cultura; Silvia Pereyra, enfermera; Sonia Almuna, docente y Marta Galdámez Brouchoud, viuda de un excombatiente de Malvinas.
El pasado sábado 7 de marzo, en conmemoración del Día de la Mujer, el Hospital Schestakow homenajeó a mujeres sanrafaelinas por su incansable valor, dedicación y constancia. El Dr. Abel Freidemberg y la Dra. Virginia Bravo destacaron la labor de "ellas" en las áreas de salud, educación, cultura y de quienes, gracias a su perseverancia, han podido levantarse y pelear la vida.

Ellas son: Candela Giménez, joven que sufrió un accidente en 2016 y que con su esfuerzo hoy le sonríe a la vida; Dolly de Temporín, farmacéutica; Susana Acosta, pediatra; Viviana Rebolloso y Carmen Márquez, hacedoras de la cultura; Silvia Pereyra, enfermera; Sonia Almuna, docente y Marta Galdámez Brouchoud, viuda de un excombatiente de Malvinas.

Participó el Área Sanitaria San Rafael y la Dirección General Región Sur del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, OSEP, Cruz Roja Filial San Rafael, IES Valle de Uco, Universidad de Mendoza y CCT Angelina Argumedo de Olaguer Feliú.

El acto fue interpretado en lengua de señas y fue declarado de Interés Comunitario y Social por el HCD San Rafael, a instancias del Bloque UCR - FCM; y de Interés Legislativo por la Cámara de Diputados de Mendoza, mediante proyecto de la diputada Hebe Casado.

ELLAS

Dolli de Temporín. Una mujer incansable y farmacéutica de profesión. Ella dedicó gran parte de su vida a la colaboración incansable al nosocomio, lo que se tradujo en muchas mejoras en los servicios prestados a los cientos de ciudadanos. En su nombre, recibió la distinción su hija.

Susana Acosta: una mujer que tiene vocación para la pediatría. Eligió dedicar sus estudios para servir a los más pequeños hace más de 2 décadas. No son pocos los pacientes que le tienen profundo cariño y por su carisma.

Candela Giménez: Es un ejemplo para muchos. Ella es modelo de sacrificio y perseverancia, porque con eso pudo superar todos los obstáculos que se le presentaron desde el 2016, año en el que sufrió un accidente.

Viviana Rebolloso y Carmen Márquez, ambas hacedoras de la cultura. Dos mujeres que con muchísimo trabajo han sostenido en el tiempo y con una cuota importante su pasión por la cultura. Consiguieron la reapertura del Museo de Arte Argentino Omar Reina

Silvia Pereyra : Enseña día a día cómo es ser un buen enfermero. Cuenta con todos los requisitos: bondad, amor por el servicio, paciencia y sobretodo, vocación.

Sonia Almuna: Ella es docente e inculca en sus alumnos los valores de superación, sacrificio y entrega. Los incentiva diariamente en conseguir los objetivos propuestos y los entusiasma brindándoles múltiples herramientas que, además de servirles en el colegio, les servirán para la vida. Lo más importante es que les hace entender que ellos pueden con todo.

Marta Galdámez Brouchoud: Ante todo mamá. Desde Puerto Belgrano, Marta llegó a continuar su vida, y especialmente, a enseñarnos cómo debemos actuar frente a las adversidades. Es viuda del excombatiente de Malvinas, Héctor Brouchoud. No tuvo siquiera tiempo de llorarlo, porque inmediatamente se dispuso a conseguir mediante sacrificio y trabajo una nueva vida para ella y sus dos hijas.